“La nutrición de los suelos no solo impacta en el próximo cultivo, sino en los que van a venir"

Es una cita de Fernando García, director del IPNI

En la edición número 13 del Simposio Fertilidad, que se va a llevar a cabo el 17 y 18 de mayo en Rosario, el foco va a estar en integrar la nutrición a los sistemas de producción.

“El lema ´Más allá de la próxima cosecha´, apunta a que consideremos que lo que hacemos con la nutrición, con la fertilidad de los suelos no solo impacta en el próximo cultivo sino en los que van a venir”, explica Fernando García, director del IPNI, una institución internacional que tiene como objetivo promover y desarrollar información técnica y científica sobe el uso responsable de nutrientes.

Según cuenta García, se está aprovechando el cambio de la situación de lo que se dio en la última campaña para insistir mucho con el tema de rotaciones, de cuidados y manejo del suelo y cómo desde la nutrición podemos ayudar a eso. El programa del simposio, que cuenta con seis módulos, está pensado para abarcar todos esos temas.
Día 1: Rotaciones, pasturas y manejo por ambiente

En el primer módulo titulado “Fertilización: Presente y Futuro”, el doctor Fernando Andrade brindará una primera visión de los desafíos que tiene la agricultura y luego Mike McLaughlin, un profesional australiano de renombre mundial, contará acerca de los avances en materia de fertilizantes para la agricultura de cara al 2025.

El segundo módulo,“Buscando una producción sustentable”, abordará cuestiones de rotaciones y nutrición por medio de un panel del INTA en el que se van a mostrar los ensayos de rotaciones que hacen en distintas zonas del país, respondiendo a la principal inquietud acerca de cuál se recomienda en cada región, cómo se deben combinar los cultivos en rotación para tener el mejor resultado económico y el mejor manejo del suelo, con el menor impacto ambiental.

Además, en ese mismo bloque se discutirá sobre pasturas y ganadería, con las presentaciones de María Alejandra Marino y Gustavo Duarte, quienes van a insistir en cómo la nutrición puede contribuir a producir más pasto y a la complementación de sistemas de pasto y corral.

El primer día cierra con el panel “Volver al futuro” en el cual se tratará el tema de manejo por ambientes, específicamente en cómo se usan las herramientas de agricultura de precisión para ambientes que son distintos u homogéneos. Se compartirán experiencias de cuatro regiones distintas: del sudeste de Buenos Aires, del sudeste de Córdoba, del centro de Santa Fe y de Uruguay, en las cuales se realizó un manejo de la nutrición y fertilización de los cultivos de manera diferencial, con diversos resultados productivos y económicos.
Día 2: Tendencias, nutrición, rendimiento y recomendaciones

El segundo día se va a hablar de novedades en fertilización “Contame en 15”, en el que se le pedirá a los panelistas que respondan a diferentes preguntas que tienen que ver con las últimas tendencias en fertilización: micronutrientes, manejos de coberturas, utilización de fertilizantes biológicos, y se cierra el panel con los números de este año.

Los últimos dos módulos estarán dedicados a la nutrición de cultivos para rendimiento y calidad de maíz, soja, trigo y cebada; sobre sistemas de producción, por qué no fertilizamos como debemos y de los modelos integrados de recomendación en la Región Pampeana.
Un mercado en crecimiento

Según cuenta el director del IPNI, en los últimos 20 años el mercado de fertilizantes creció mucho a nivel nacional: “El año pasado hubo un rebote enorme, estamos de nuevo casi en las 3.600.000 toneladas. De un año para el otro se aumentó casi un 45 %. Esto se debe a un proceso que viene desde hace años gracias a la siembra directa, los rendimientos más estables y la mejor genética que hicieron que el productor observara que hay muchas oportunidades”.

García explica que debido al incremento de áreas de maíz y de trigo y del uso de la tecnología, se está retomando la senda del crecimiento. “Esta senda tiene que seguir avanzando porque aún con el consumo que tenemos de nutrientes vía fertilizantes no le devolvemos al suelo mucho más del 50 % del fósforo o el 30 % del nitrógeno que se llevan los granos” y agrega que se espera que esta campaña siga aumentando de la mano de mayor tecnología y mejores rotaciones.
Innovación en fertilizantes

Respecto a las últimas tendencias en materia de fertilizantes García cuenta que cada vez hay más oferta de productos y servicios para cubrir necesidades puntuales de cultivos: “En su momento fueron surgiendo fertilizantes líquidos, mezclas químicas muy interesantes, micronutrientes. Ahora van apareciendo alternativas sobre esa base para abarcar distintas situaciones como los productos biológicos y estimulantes de crecimientos”.
Hacia una producción sustentable

Consultado acerca de si hay mayor conciencia respecto al correcto manejo del suelo, García expresa que aún estamos en deuda: “En el mejor de los casos podemos devolver un 50 % de fósforo al suelo y lo mismo pasa con las rotaciones. Llegamos a tener hasta un 60 o 70% de cultivo de soja en algunas zonas por una cuestión de rentabilidad”.

“Ahora están dadas las condiciones para mejorar eso, para que no solo podamos rotar cultivos de renta, – trigo, soja, maíz, cebada-, sino también cultivos de cobertura y de servicios que proveen un servicio al suelo y a la producción. Son cultivos que aportan nitrógeno al suelo, cobertura, control de malezas, mejoran el balance de carbono, aspectos que hacen a la sustentabilidad como aprovechar mejor el recurso agua”, continúa García.
Qué tener en cuenta a la hora de fertilizar

Por último, el director del IPNI brinda recomendaciones para tener en cuenta a la hora de fertilizar: “El productor debe analizar cada lote y cada ambiente, empezando por hacer un buen análisis de suelos, que no es una práctica muy habitual”.

“Cuando hablamos de fertilización lo primero que tenemos que saber es cómo está el paciente y el paciente es el suelo sobre el cual trabajo. Esto es básico para diseñar un programa de fertilización que sea rentable. Para saber si tengo que aplicar un determinado nutriente lo que tengo que saber es cuánto tiene mi suelo, cuánto voy a necesitar para el cultivo y la diferencia es lo que hay que aplicar”, expresa García.

“Luego hay que utilizar todas las buenas prácticas de manejo, respecto a la forma y momento de aplicación de dosis, siempre buscando que el nutriente esté disponible para cuando lo necesita el cultivo, no quiero aplicarlo tan temprano, que se pierda y contamine agua, suelo o aire, hay que aplicarlo en el momento justo”, concluye el director.

tipo: