Schiariti reclamó un cambio diferencial para los frigoríficos y que se cumpla el peso de faena

“La industria frigorífica pasa por un momento de falta de competitividad, por el tipo de cambio y por el peso de faena”, señaló el presidente de CICCRA durante la 131° Exposición Rural de Palermo.

Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la Republica Argentina (CICCRA), estuvo presente en la 131° Exposición Rural de Palermo y conversó con Infocampo sobre la situación que atraviesa la industria frigorífica.
“Estamos pasando por un momento de falta de competitividad”, señaló y aclaró que “no queremos una devaluación nivel país, porque eso es tirar la pelota para adelante para adelante. Además eso genera un aumento de precios y siempre es un círculo tortuoso”.
Sobre una de las posibles soluciones, Schiariti aseguró que “proponemos que haya una mejora del cambio (dólar diferencial) para el sector, que no sólo beneficiaría a los frigoríficos, sino también a muchas economías regionales. Hoy la Argentina tiene costos productivos un 50% superior a Brasil (energía, transporte, combustible, impuestos, mano de obra, etc), sumado a que el novillo pesado que se necesita no aparece y eso eleva aún más los gastos”.
“Hay retención de vientres, con lo que vamos a tener una mayor oferta para el segundo semestre, pero si no se canaliza en la exportación va a generar una caída de precios en el mercado interno. Si pasa eso, cae el precio del novillo, y por ahí se empieza a retraer el productor y comienza a liquidar vientres en vez de buscar un punto de equilibrio como el que tenemos”, indicó el presidente.
Reintegros y peso de faena
Sobre cómo marcar un cambio diferencial para algunas cadenas productivas, el titular de CICCRA señaló que “lo logras con los reintegros a las exportaciones. Hoy la industria tiene un 4% de reintegro, y si pensamos que venimos de un 5% de retenciones, el dato es sumamente positivo. Pero también creemos que para la realidad de la industria y del país, el 4% es insuficiente”.
Schiariti también señaló que “uno de los elementos de descompetencia que tiene la industria es el peso de faena. Si nos comparamos solamente con Uruguay, que produce una carne muy similar a la nuestra, nosotros estamos en un promedio de 220 kilos la carcasa y los uruguayos están en 250 kilos. O sea, 30 kilos más por res en 12 millones de cabezas son 300.000 toneladas de carne, que es más que lo que exportamos hoy en todo el año, y eso es un aumento del costo industrial del 25% más, porque cuesta lo mismo faenar un animal de 220 que uno de 250 kilos”.
“El sector productor quiere liberar el peso de faena y quede todo en el libre comercio, pero eso es una visión muy liberal. Si entendemos a nivel país que necesitamos tener excedentes para exportar, es clave tener un peso de faena que concuerde con eso y mantener el stock. Por ello el Estado tiene que pensar en el bien común de la sociedad”, concluyó el presidente.

tipo: