Agricultura post granaria: incorporar conocimientos para ganar competitividad

La incorporación de nuevos conocimientos podría resultar clave en la búsqueda de competitividad del modelo productivo actual.

¿Cómo logramos tener un shock de competitividad? Bajo este interrogante fue que Federico Trucco, CEO de Bioceres, compartió su visión en el marco del XIII Congreso de Economía Provincial organizado por la Fundación Libertad sobre uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el actual modelo de producción agrícola.

Bajo una ecuación en la cual los costos tienden a equilibrarse cada vez más con los precios, generando en algunos casos nula rentabilidad, la clave podría estar en la incorporación de conocimiento.

Trucco plantea que el gran salto productivo que logró nuestro país en los últimos años viene tiene que ver con la incorporación de conocimientos y tecnología, como la siembra directa, organización en redes de los sistemas productivos y una seria de innovaciones que de alguna manera que no se dieron en el resto de las geografías.

Ahora, “toda esa competitividad la fuimos consumiendo, y la pregunta del millón es que viene después”, destacó Trucco y explicó que el desafío esta en encontrar en el mundo del conocimiento un nuevo paquete similar al que significaron la convergencia de estas tecnologías.
AGRICULTURA POST GRANARIA

Así es que frente a esta problemática, el principal desafío pasa por entender a la agricultura como post granaria.

Actualmente, por cada tonelada de maíz que producimos a campo, hay una tonelada de biomasa aérea que se volatiliza como dióxido de carbono: “Todos nuestros planteos agrícolas están pensados para capturar las moléculas orgánicas que se compartimentalizan en granos, que podemos almacenar y llevar a centros de almacenamiento con una lógica de economía en escala”.

La posibilidad de capturar esta biomasa que hoy se volatiliza permitiría duplicar la cantidad de moléculas disponibles para los distintos procesos productivos: “Si nosotros pudiésemos aprovechar esto que hoy se volatiliza podríamos lograr un salto de productividad en el cual de repente pasaríamos a tener el doble de lo que hoy cosechamos”.

Esto es la agricultura post granaria, la agricultura que aprovecha la biomasa que se volatiliza, al igual que lo que esta compartimentalizado en el grano. Este tipo de agricultura tiene un desafío fenomenal, ya que no sigue la lógica de la economía en escala. No podemos mover la biomasa de un campo a otro sin afectar la competitividad de esa materia prima.

Entonces esa agricultura requiere de una industrialización en origen: “Requiere una primera transformación de todas las moléculas que se generan cada vez que un rayo de sol le pega a un organismo fotosintéticamente activo”. Y aquí es donde el mundo de los productores se choca con los emprendedores.

Todo esto genera soluciones al grupo de productores agropecuarios que buscan escapar a la ecuación de costos igual a precios e ingresar al mundo del conocimiento: “Es donde creo que esta el camino de la competitividad”, concluyó Trucco y destacó la importancia de las startups que podrían comenzar este proceso de transformación.

Autor: Nicolás Degano

tipo: